7.9.14

La lluvia lenta

.











Esta agua medrosa y triste,
como un niño que padece,
antes de tocar la tierra
desfallece.

Quieto el árbol, quieto el viento,
¡y en el silencio estupendo,
este fino llanto amargo
cayendo!

El cielo es como un inmenso
corazón que se abre, amargo.
No llueve: es un sangrar lento
y largo.

Dentro del hogar, los hombres
no sienten esta amargura,
este envío de agua triste
de la altura.

Este largo y fatigante
descender de aguas vencidas,
hacia la Tierra yacente
y transida.

Llueve... y como un chacal trágico
la noche acecha en la sierra.
¿Qué va a surgir, en la sombra,
de la Tierra?

¿Dormiréis, mientras afuera
cae, sufriendo, esta agua inerte,
esta agua letal, hermana
de la Muerte?

Gabriela Mistral 




.




20.5.14

Ojival

.


















.




  Por la espesura de los hilvanes rotos en plantas ojivales, atrapé tu esencia. Asomado al verde desdibujado del fondo, lento y espeso, de mis propios latidos, te vi, como una trampa de corazones inocentes, como la sonrisa burlona a la que me acercaba cada mañana. 

   Y me sentí dueño y señor de aquel momento, de todos los momentos en los que fuiste mía. 

 Marina Hernández Martín.




.

6.5.14

Escrito con tinta verde

.






















ESCRITO CON TINTA VERDE

 La tinta verde crea jardines, selvas, prados, 
 follajes donde cantan las letras,
 palabras que son árboles,
 frases que son verdes constelaciones.

 Deja que mis palabras, oh blanca, desciendan y te cubran
 como una lluvia de hojas a un campo de nieve,
 como la yedra a la estatua,
 como la tinta a esta página.

 Brazos, cintura, cuello, senos,
 la frente pura como el mar,
 la nuca de bosque en otoño, 
 los dientes que muerden una brizna de yerba.

 Tu cuerpo se constela de signos verdes 
 como el cuerpo del árbol de renuevos. 
 No te importe tanta pequeña cicatriz luminosa: 
 mira al cielo y su verde tatuaje de estrellas.

 Octavio Paz



.

25.3.14

FIAT LUX

.

















FIAT LUX.

ET FACTA EST LUX


.


 A los doctores Ernesto Alonso Juárez, Beatriz García Rodríguez y Rebeca Lorenzo Pérez, oftalmólogos del Instituto Salmantino de Oftalmología y a todo el equipo que colabora con ellos.  Artistas cuyas manos milagrosas hacen la luz.


.


11.3.14

Duermen, sonríen,... sueñan

.











Dormir, sonreír,... tal vez soñar 

 Al amanecer, los elegidos para permanecer en la montaña se adormecen en un dulce albor y sonríen a la eternidad desde los ventisqueros de sus sueños.



.

Esta entrada ya la publiqué por el mismo motivo que lo hago ahora: Todos ellos han acabado donde querían y amaban.

.