11.3.14

Duermen, sonríen,... sueñan

.











Dormir, sonreír,... tal vez soñar 

 Al amanecer, los elegidos para permanecer en la montaña se adormecen en un dulce albor y sonríen a la eternidad desde los ventisqueros de sus sueños.



.

Esta entrada ya la publiqué por el mismo motivo que lo hago ahora: Todos ellos han acabado donde querían y amaban.

.